“Tumor”, es la escultura n.º 643 de Resistencia

“Tumor”, es la escultura n.º 643 de Resistencia

Quedó emplazada oficialmente la escultura n.º 643, en Resistencia. Se trata de la obra “Tumor”, del artista Máximo Pedraza.

Durante el acto, el presidente de la Fundación Urunday, sostuvo: “Que privilegiados somos los que nos encontramos presentes en este emplazamiento, porque con esta inauguración estamos modelando la ciudad donde vivimos. Es un gran privilegio el nuestro, somo tan jóvenes como provincia y tenemos tanto por hacer todavía”.

“Lidia te mereces esta escultura, y desde la Fundación Urunday te damos gracias por estar presente y acompañarnos con tu colaboración desinteresada desde el año ´88, desde el primer encuentro de escultura en Resistencia, de esta manera todos estamos trabajando para hacer del arte un bien de todos”.

Luego de la entrega del entrega libro de la Fundación Urunday a Familia Velardez la señora  Lidia Carmen de Vincentis de Velardez, indicó: “La idea de emplazar ésta bellísima escultura fue de mi nieto Ariel, que pertenece a la nueva generación de La Buona Pasta, gracias por este hermoso obsequio que da inicio a los festejos de los primeros 50 años de esta empresa familiar que los cumplirá en el 2020 y agradezco a la Fundación Urunday en la persona de Fabriciano”.

“Además, y por sobre todas las cosas tengo que agradecer a la “familia grande”, a los amigos, a mis amigas, a aquellos con los que tuve y tengo relación desde hace años, porque el amor de la familia y la amistad hacen posible que los proyectos de concreten.

Por último agradecer a todos los que hoy nos acompañan y aquellos que no han podido estar presentes, pero los tenemos en el corazón”.

Antes de finalizar el acto de emplazamiento el Coro Polifónico interpretó la canción “Por muchos años”.

Sobre la Obra del artista

Alejo Ponce de León asegura que la obra de Máximo Pedraza “supuestamente es inofensiva en lo estético, pero guarda una fibra siniestra en los recodos de su simpleza”.

“Esta dualidad se traduce en una dinámica visual escurridiza: cuanto más ingenuas son las formas que retrata, más se cierra el cielo sobre ellas para cubrirlas con una mantilla de oscuridad y desconocimiento. A su vez, mientras más siniestras parecen, algo en la mansedumbre de las imágenes declara que no hay nada de qué asustarse”.