Lenguaje

IRAM Realizó una Auditoría de Seguimiento a la Fundación Urunday

IRAM Realizó una Auditoría de Seguimiento a la Fundación Urunday

Se le realizó una auditoría de seguimiento a la Fundación Urunday al cumplirse el primer año de haber recibido la certificación del sistema de gestión de calidad de las normas ISO 9001. Estuvo cargo del ingeniero y auditor líder Natalio Trebino del instituto Argentino de nacionalización y certificación (IRAM)

auditor iram

El asesor de la fundación y responsable del área de gestión de calidad, Dario Loforte indicó;

Estamos en plena auditoría externa de seguimiento del IRAM para el mantenimiento del certificado de gestión de calidad que forma parte del proceso de certificación. Hace un año nos hicieron la auditoría de certificación y todos los años tenemos una auditoria de seguimiento, para ver cómo evolucionó el sistema de gestión y para que se mantenga el certificado vigente dentro de la fundación.

Por su parte Gaspar Gracia Daponte del área de Desarrollo Institucional y búsqueda de fondos, agregó;

La ISO 9001, es una norma estandarizada a nivel internacional que lo que permite es determinar el funcionamiento del sistema de gestión general de la organización, lo que hace básicamente, es determinar que todos los procesos que funcionan dentro de la organización funcionen de acuerdo al modelo de calidad. La norma establece que cada año se haga una auditoría de seguimiento, en la que el auditor, revisa y trabaja en la organización y auditando en tiempo real los procesos, como se está haciendo ahora, verifica que ese sistema de gestión que fue certificado un año atrás, este en correcto funcionamiento de acuerdo a la documentación y al comportamiento real de las personas que forman parte del proyecto.

Al ser consultado sobre sus tareas, el ingeniero y auditor líder Natalio Trebino del instituto argentino de normalización y certificación (IRAM) indico;

En esta ocasión estamos haciendo la primera auditoría de seguimiento, después de la certificación del año pasado.
Para mí es un honor estar de nuevo visitando a la fundación y más, después de este proceso de certificación, donde vemos progresos significativos en cuanto a orden, gestión y mejora de emplazamientos y un trabajo ordenado y sistemático de restauración y mantenimiento del patrimonio escultórico de Resistencia.

Esto es algo totalmente “Sui Generis” para nosotros que estamos acostumbrados a ver implementada la norma ISO 9001, que es la que auditamos nosotros, en otro tipo de organizaciones más bien con fines de lucro y empresas tanto del ámbito público como privado.

En este caso una fundación cultural es algo bastante inédito que tenga un sistema de gestión certificado, para nosotros es algo muy novedoso y también muy desafiante, en cuanto a entender los procesos que lleva a una organización como esta a desarrollar sus propios objetivos.

Para finalizar Loforte agrego:

La diferencia va a ser que el año que viene, la auditoría de seguimiento se realizará durante la bienal, va a ser in situ. Esto forma parte del procesos de mejora continua que inició la fundación ya hace algunos años y como mecanismo para asegurar la sustentabilidad de la fundación, para que las cosas vayan pasando y que el legado que van dejando Fabriciano y el equipo de fundadores quede plasmado de alguna manera y se le pueda dar continuidad al proyecto.