Lenguaje

Novedades

El patrimonio escultórico de la ciudad crece con otra nueva escultura. Se trata de la obra “CUANDO CANTABA EL N’VIKE II”, realizada en hierro por la artista chaqueña, Mimo Eidman, quien obsequió su autoría. Se emplazó en Santa Fe 1002 y fue donada por la Fundación Urunday al Ing. Eduardo Flaschka.

“Trabajamos para hacer del arte un bien de todos, porque soy consciente de que el arte, sin lugar a dudas, es elitista. Yo no podría comprar un Pettoruti, en este sentido hablo de elitista. No todo el mundo puede ir al Colón. Pero aquí es diferente, éste es un espacio abierto que da placer”, subraya la voz dulce y por momentos melancólica pero siempre soñadora de Fabriciano, el señor de las esculturas.