Se emplazó la escultura 648

Se emplazó la escultura 648

En el marco del Primer aniversario desde el inicio de esta pandemia y en conmemoración de las víctimas del COVID 19, la Fundación Urunday, presidida por Fabriciano y Mimo Eidman, donó al pueblo chaqueño una escultura en metal, de la escultora pampeana Vechy Logioio, y fue emplazada en el Parque de la Democracia.

El Instituto de Cultura del Chaco, presidido por Mariela Quirós, acompaña esta conmemoración por las víctimas del Covid 19, con la actuación del Coro Qom Chelaalapí y el Ballet Contemporáneo del Chaco. Para este homenaje tan sentido, se unen el Coro Qom Chelaalapí, dirigido por Claudio Largo y el Ballet Contemporáneo del Chaco, bajo la dirección de Mariela Alarcón. En una filmación, grabada para este fin, veremos a estos elencos estables del Instituto de Cultura, en el que realizarán unos cantos y danzas ancestrales, que hablan de las despedidas a sus seres queridos, a sus luceros que los cuidan desde arriba y que les piden que los bendiga, así como una madre a sus hijos. Esas estrellas que, desde el cielo, siempre los protegen e iluminan, hasta el momento que vuelvan a reunirse.

Los temas interpretados son Chiishole, por Griselda Morales, quien es acompañada por las bailarinas Daiana Soto y Rocío Barreto Mercado. Esta canción, Chiishi (lucero) es un canto de bendición, en donde se le pide a la mujer estrella que guie sus pasos. Y la otra canción, Cherole, “Mamá, madre” cuenta y canta la historia de las mujeres madres, trabajadoras incansables, seres celestiales que bajaron de las estrellas. Este último canto, está a cargo del ensamble de voces del Coro Qom Chelaalapí, integrado por Claudio Largo, Horacio Toledo, Elvio Mansilla, Pablo Mansilla, Omar Toledo, Román Gómez y Diego Castro, junto al bailarín Martín Candia.